Rustem Pasha Mosque

Mezquita de Rustem Pasha; El Señor de los Azulejos

Rustem Pasha, uno de los gran visires más conocidos del Imperio Otomano, debe su reputación tanto al poder y fortuna que ganó por derecho propio mientras ascendió por los rangos del servicio imperial como a su matrimonio con la hija única del Magnífico Suleiman en el apogeo del Imperio Otomano.

 

Aunque algunas fuentes académicas retratan a Pasha siendo extremadamente frugal y casi tacaño, todos sabemos como un hecho que él, de su propia voluntad, gastó la mayor parte de su riqueza masiva estableciendo varias instituciones caritativas en diferentes partes del Imperio. Hasta los viajeros que visitan el imperio no pueden hacer más que hablar del prestigioso Pasha.

 

Rustem Pasha también es responsable por dejar una marca indeleble en el horizonte de Estambul. Para decir lo menos, una de las dos mezquitas dominando la Plaza Eminonu es un recordamiento prominente de su legado. Pasha también tomó parte central en el desarrollo de la área Eminonu como un centro principal de comercial y negocios y casa de galerias comerciales. Vamos a conocer mejor a nuestro Pasha, quien fue referido con el apodo “piojo de la fortuna (“kahle-i ikbal”), un poco mejor.

 

La ancestría de Rustem Pasha, uno de los gran visires más eminentes en la historia del Imperio Otomano es controversial. Algunas fuentes claman que el puede ser de origen croata, bosnio, o albanés. Algunas fuentes también indican que su padre nació en un pueblo pequeño cerca de Sarajevo y solía tender cerdos y pertenecía a un campesino serbio. La historia detrás de la introducción de Pasha al Palacio como un sirviente es intrigante. Un incidente en el Palacio lo puso entre los sirvientes del Sultán favoritos. Un día el Sultán, mientras miraba por la ventana, botó una cosa para abajo. Todos los sirvientes, excepto por uno, bajaron las gradas corriendo para ser el primero en tomar lo que el Sultán botó. El joven Rustem, en lugar de correr, saltó por la ventana y lo retiró.

 

No tuvo que tomar mucho tiempo para que Rustem estuviera en los libros buenos del Sultan Suleiman. Después de su entrenamiento en Has Oda (la residencia del Sultán) el fue apuntado como maestro de la guardia imperial. Subsecuentemente él sirvió como el primer maestro de caballos. Mientras tanto, él, aparentemente, ganó la mayor confianza del Sultán y llamó la atención del Gran Visir Pargali Ibrahim Pasha. Pronto Rustem fue apuntado a un Sanjak (un distrito administrativo) en anatolia, como parte de una conspiración para distanciarse de Estambul. Subsecuentemente, Pasha sirvió como Comandante de Comandantes de las provincias Dulkadir y Diyarbakir y también como Gobernador de Karaman. La fortuna de Pasha cambiaria debido a un cambio de circunstancias durante su tenencia en Anatolia.  En búsqueda por un novio adecuado para casarse con su amada hija la Princesa Mihrimah, el Suleimán el Magnífico escogió a Rustem Pasha como el candidato más elegible.

 

Pero, temiendo el ascenso inminente de poder de Pasha, sus rivales comenzaron a difundir rumores de que él sufría de lepra. Mehmet Celebi, el doctor del Palacio, mientras examina a Pasha, por coincidencia, encontró un piojo en sus vestimentos y reportó al Sultán que el rumor era falso y sin fundación, basada en la establecida creencia médica de esos tiempos que los piojos nunca infestaban a leprosos. Así es como Pasha adquirió el apodo de “Piojo de Suerte” porque un piojo abrió las puertas para que el pudiera vivir una vida próspera. Así, Rustem Pasha y la Princesa Mihrumah se comprometieron para casarse poco después. Un evento sin precedentes en toda la historia del Imperio Otomano poco después de su boda claramente comprueba que Rustem Pasha estaba en una racha de suerte. En Diciembre de 1544, durante una reunión del Consejo Imperial (Diván) Deli Husrev Pasha, uno de los visires, entró en un argumento con el Gran Visir Hadim Suleiman Pasha y, como si tratando de hacer justicia a su apodo, que significa loco, sacó su daga contra el Gran Visir. Al presenciar este comportamiento audaz en su presencia, el Suleimán el Magnífico despidió a sus dos visires y nombra a Rustem Pasha como su nuevo gran visir. Algunas fuentes claman que Rustem Pasha planeó todo el encuentro, sin embargo eso no tiene mucho sentido debido al hecho que Husrev Pasha salió en una huelga de hambre siguiendo el incidente y murió poco después.

 

Asesinato del Principe Mustafá y el Involucro del Sultán

 

El asesinato del Principe Mustafa parece ser el momento decisivo de la vida de Rustem Pasha y su carrera política. De acuerdo a la creencia generalizada  del público general, Rustem Pasha fue una parte integral trabajando detrás de las escenas en el asesinato del Principe Mustafa y lanzó un hechizo en el Sultán y también empezó una campaña de desprestigio contra el joven príncipe. Rustem Pasha consiguió desacreditar al Príncipe y en tornar al Sultán en contra de su propio hijo diciendole a él que el Príncipe estaba en contacto con el Shah Perso. Al fin, durante la campaña militar a Persia en 1553, el Principe Mustafá fue invitado al campamento militar para ser estrangulado hasta morir por órdenes de su padre.

 

Los Janissarios fueron enfurecidos por el asesinato tan cruel del Príncipe a quien tanto amaban, tanto que hasta hasta los soldados privados comenzaron a referirse al Sultán como el “viejo senil”. Una carta anónima enviada por los Janissaries al Suleiman el Magnífico contenía el mismo lenguaje irrespetuoso, condenando a Rustem Pasha y al actual Maestro de los Janissarios; “Nosotros solo decimos palabras verdaderas, y estamos hartos con usted, con su hijo y sus pashas. Si tan solo el Principe Mustafa estuviera vivo no nos molestaria ser destruidos.” En la carta había referencias frecuentes al Principe Mustafa; “Tenemos vidas tan miserables porque el Principe Mustafá ya no está aquí y nosotros aún seguimos vivos”, “Si el estuviera vivo, todo seria diferente”. El objeto real de su ira actualmente fue el Gran Visir Rustem Pasha, no el “Sultán Veterano”. Algunas de las fuentes de aquel periodo dicen que Rustem Pasha tuvo que salir de las jefaturas militares debido a temor por su vida.

 

El Sultán tuvo que despedir al Gran Visir Rustem Pasha, en orden para proteger a su yerno y al marido de su amada hija, y nombrar al segundo visir Kara Ahmet Pasha, el héroe Temesvar y también marido de su hermana la Princesa Fatma, com oa su nuevo gran visir. El nombramiento de Kara Ahmet Pasha lo llevaría primero a la prosperidad y después eventualmente a su muerte. Las camarillas en el Palacio Imperial tomaron acción para reintegrar a Rustem Pasha como el gran visir una vez que el alboroto cesó, causando la muerte de Kara Ahmet Pasha. Desafortunadamente, fuentes históricas no comprueban una razón posible de la muerte de Ahmet Pasha. Parece que Hurrem Sultán y su hija la Princesa Mihruman trabajaron detrás de las escenas para llevar al yerno al poder  y mataron a Kara Ahmet Pasha basado en alegaciones falsas y sin base. De hecho la tableta inscrita puesta en la entrada de la Mezquita Kara Ahmet Pasha, situada en la área de Topkapi, dice que el horror de los Pashas fue establecido en los años siguiendo su muerte.

 

Parece que Rustem Pasha mantuvo su prestigiosa posición aun después de haber sido despedido como gran visir. De acuerdo a los apuntes de Busbecg en su visita a Estambul, el específicamente menciona que aunque el Sultán delegó su autoridad al Gran Vizir Hadim Ibrahim Pasha mientras estaba fuera comandando sus ejércitos por el borde Asiático, Busbecg lo hizo un punto de visitar a ambos el gran visir y a Rustem Pasha.

 

Además, él elabora en la razón por la reunión con Rustem Pasha, quien, en ese tiempo, vivía en el Palacio de la Princesa Mihrumah ubicado en Uskudar, diciendo “Pasha puede ser despedido como gran visir pero tiene una probabilidad de ser restablecido”

 

Pasha y Alegaciones de Corrupción

 

Rustem pasha fue criticado por construir su fortuna alegadamente a través de aceptando sobornos. Durante su tenencia, se desarrolló una costumbre donde sirvientes civiles enviaban regalos al gran visir siguiendo su apunte. Después de él la costumbre de dar regalos salió fuera de control. Después de todo, algunas fuentes acreditan a Rustem Pasha por ser misericordioso y tolerante con respeto a los regalos presentados a él. Rustem Pasha fue un astuto financiero y muy bien enterado del hecho que, no importa que, los ciudadanos ordinarios se enteraron del precio de los regalos. Esta es la razón por la que devolvió dos tercios de las 5000 monedas de oro enviadas por el Comandante de Comandantes Erzurum y solamente aceptó 2000, diciendo que “Erzurum no puede darse el lujo de pagar una cantidad tan alta”. Por el otro lado, Koci Bey acusa a Rustem Pasha con una implementación generalizada de agricultura tributaria y estableciendo fideicomisos de tierra para el beneficio de sus hijos a través de adquirir tierras públicas y convirtiéndolas en estados privados.

 

El Profesor Tayyib  Gökbilgin  publicó un artículo largo sobre las prácticas corruptas de Rustem Pasha. El artículo provee extractos por la mayor parte de cartas anónimas especialmente enviadas al Suleiman el Magnifico. Por instante, una carta indica que el Príncipe de Ulaha, Mirce fue exento de pagar 3 millones de monedas de plata al mandar 1 millon de monedas de plata al gran visir. Otra carta cuenta de los actos corruptos cometidos por la Justicia Thessaloniki y como el soborno al gran visir para blanquear sus actos corruptos. Alegadamente, Rustem Pasha fue un hombre extremadamente codicioso, tanto que rehusó aceptar el regalo de 25 Ghulams (tropa de guardias) presentada a el por Ulama Pasha, el Comandante de Comandantes de Bosnia porque no las necesitaba, pero en lugar, pidió ser pagado en efectivo al equivalente del regalo.

 

A su muerte Pasha dejó una fortuna alucinante, estimada a 15 millones de ducados. Aqui esta la lista de algunas de sus pertenencias: 1.700 esclavos, 2.900 caballos de guerra, 815 granjas en Thrace y Anatolia, 76 molinos de agua, más de 5.000 volúmenes de libros escritos a mano, etc.

 

Habiendo dicho eso, investigadores enfatizan el ingenio de Pasha en generar fondos para la tesorería. Él ordenaba flores y un sobrante de vegetales crecidos en los jardines imperiales para ser cosechados y vendidos para usar las ganancias para generar ingresos para la tesorería. No solo eso, mas Pasha, de acuerdo a algunas fuentes, inventó nuevas maneras para recaudar fondos como imponer impuestos en los jardines, y en algunas flores como rosas y violetas cultivadas en propiedades privadas. De una u otra manera, la tesorería del estado fue repuesta y rellena durante su tenencia. Hasta el Sultán, quien disgustaba su frugalidad, apreciaba su genio financiero. A Rustem Pasha no le molestaba chocar contra dignatarios estatales de alto rango con respeto a sus prácticas que podrían herir a la tesorería estatal. De hecho él advirtió al Sultán cuando el cuarto visir Haydar Pasha exportó los granos de sus campos en  la región del Mar Negro al extranjero con el permiso del Sultán. El gran visir le hizo acuerdo al Sultán del papel de los granos cosechados en la región del Mar Negro y las reglas cruciales de grano del país y dijo que práctica extendida de estas acciones pondrían en peligro al suministro de granos en las capitales y en Anatolia, lo que llevaría a una serie de alborotos. De nuevo, Pasha pidió al Sultán que prohibiera la práctica, diciendo que otros dignatarios del estado intentarían tomar ventaja de el permiso dado a Haydar Pasha y continuarían en sus pasos. Rustem Pasha, en su derecho, explicó que no podrían prevenir exportaciones de grano por altos precios en el las regiones del Mediterráneo y Egeo, pero fueron capaces de hacer cumplir una prohibición en exportaciones de granos en las regiones del Mar Negro hasta los estrechos Bosporus y Dardanelles y concluyó que necesitaban tomar las acciones necesarias. En su intento de prevenir la exportación de granos por todas las razones correctas, el motivo de Pasha para  dificultar el adelanto económico de los visires rivales también pudo haber tomado parte en esto.

 

El Mezquita Rustem Pasha

 
Rustem Pasha Mosque
Rustem Pasha Mosque
 

Rustem Pasha es conocido por ser responsable por las estructuras arquitecturales dedicadas a causas caritativas en Estambul. Casi todas de ellas fueron construidas por el Arquitecto Sinan. Los proyectos de desarrollo de bienes raíces de Rustem Pasha fueron centrados por la mayor parte en el área de Eminonu y tuvieron un impacto en la vida religiosa-comercial y académica de la ciudad. El edificio más importante comisionado por Pasha fue el complejo social que toma su nombre. El complejo social fue erguido en un área extremadamente vibrante donde había una falta de terreno disponible. Debido a esta falta Pasha tuvo que elegir su madrasa (Institución de educación Islámica equivalente a una universidad), que fue originalmente diseñada para ser construida dentro del complejo social, en el área de Cagaloglu. También puede ser la razón de porqué su santuario, un mar de azulejos, tuvo que ser construido en el patio de la Mezquita Sehzade, fuera de su complejo social. La Mezquita Rustem Pasha es una de las tres mezquitas mayores construidas por el Arquitecto Sinan en la zona costera que dan forma al horizonte de la ciudad. Ambas de las otras dos están en Uskudar – la Mezquita Mihrumah y La Mezquita Semsi Pasha (Kuskonmraz). La Mezquita Rustem Pasha fue construida en estilo arquitectural elevado ya que está situada en el centro comercial. Eso es, la mezquita está situada sobre el nivel del suelo, desplegando su grandor más visiblemente y mezclada bien con la textura del área con tiendas en el nivel del suelo.  La mezquita está rodeada por galerías comerciales, parcialmente construidas por el Arquitecto Sinan para Rustem Pasha- primariamente El Gran Cukur Han y El Pequeño Cukur Han y otros.

El magnífico domo de la mezquita es otro componente que contribuye a su esplendor. Parece que Pasha buscó meticulosamente por un lugar adecuado para la mezquita. Él escogió el área justo al lado del bañero Tahtakal Turco de la era de Fe y compró la mayor parte de los edificios en el área que lo rodeaban. Pasha también se enfocó en Attar Halil Ağa Mescidi, una mezquita pequeña -masjid- cerca, que, él notó, atraía una gran multitud. El hizo que la mezquita pequeña fuera demolida con el permiso del Sultán e incorporó la tierra con la de la mezquita. Los restos de la pequeña mezquita fueron mudados al cuartel Yenibahçe cerca del área  Aksaray  y el masjid fue reconstruido ahí para ser completamente destrozado en 1956 durante la construcción del Boulevard Vatan por la autoridad municipal.

 

La construcción de la mezquita es generalmente presumida en haber sido completada en 1561, el año de Rustem Pasha murió. Además, Dogan Kuban, cuenta que algo del equipaje y materiales requeridos para finalizar la construcción pudieron haber sido suministrados por la Princesa Mihrumah, su esposa, después de la muerte de Pasha. Hay cuatro escaleras que llevan al patio de la mezquita. Dos de ellas miran hacia la Calle Uzuncarsi cada una llevando a las oficinas dedicadas para almuedanos y fideicomisarios. El shadirvan (una estructura para almacenar un tanque de agua para varias fuentes) de la mezquita  es localizado por la fachada por el frente del mar en lugar del patio de la mezquita.

 

La mezquita ascendió a la fama primariamente por sus azulejos de İznik . El Arquitecto Sinan us azulejos solo cuando era necesario para enfatizar ciertos lugares en las mezquitas construidas, ya que costaba demasiado usarlos al azar. Aun así, la Mezquita Rustem Pasha es diferente. Pasha tenía el interior de la mezquita cubierta con azulejos de Iznik de una pared a la otra como si estuviera intentando desafiar  los comentarios de algunas fuentes sobre su frugalidad. La escuela de azulejos Iznik estaba en su cenit cuando se trataba de sus calidades técnicas y artísticas. Cuando las tiendas de azulejos de Iznik no pudieron proveer cantidades suficientes para satisfacer la demanda de azulejos, Pasha estableció una tienda exclusiva en Kutahya, dedicada a proveer los azulejos requeridos para su mezquita. Los patrones de azulejos fueron inspirados por la mayor parte por la naturaleza. El tulipán, el sauce, la flor de granada y el jacinto son los patrones más usados. Sin embargo, los azulejos de la mezquita serían instrumentales en su fama y desgracia. En el pasado, invitados prominentes que venían a Estambul usualmente eran llevados a visitar la mezquita. Por instante, el Príncipe de Mónaco y su mujer, la actriz Grace Kelly, visitaron la mezquita cuanto vinieron a Estambul en 1978 y fueron fascinados por ella. También, en 1981, “Chloe”, una casa de modas Francesa famosa por todo el mundo, anunció que usaría los patrones de azulejos de la mezquita para sus próximas colecciones.

 

Desafortunadamente, mas veces que no, la mezquita apareció en las noticias por robo de azulejos. Mientras algunos incidentes cayeron bajo la categoría de  “hurto menor”, otros acontecieron durante proyectos de restauración. Recientemente han aparecido numerosas publicaciones sobre el destino de la Mezquita Rustem Pasha en los periódicos. De las publicaciones, la más intrigante probablemente fue una publicada en 1992. Un panel de 16 azulejos desmontado  de la Mezquita Rustem Pasha fue puesta en subasta por Druot, una casa de subastas Francesa. Mas poco más tarde, la empresa retiró el artículo de su lista de subasta. La empresa anunció que removieron el artículo porque decidieron que los azulejos deberían ser devueltos a donde pertenecen. El panel, esperado a ser vendido por TL 800 – 1000 millones, (ex-Lira Turca), más tarde fue vendida a el Museo Sadberk Hanim en Estambul. Cómo los azulejos acabaron en París es bastante curioso. Los azulejos pertenecieron a el Sr. F. de la región de Provence, quien las compró en Egipto en 1940 de un coleccionador de arte Armenio, J.O. Matosyan. Los paneles pudieron haber sidos introducidos por contrabando fuera del país durante la era Otomana.

 

Rustem Pasha Mosque
Rustem Pasha Mosque

 

De acuerdo a artículos más recientes de periódico publicados en 1995, ladrones entraron a la mezquita a escondidas y robaron los azulejos en la sección designada para el Sultán, no solo una pero dos veces en un mes. Cerca de los años del  2000, aparecieron artículos criticando las autoridades por usar candados primitivos para proteger las mezquitas como Rustem Pasha. Recientemente una cabina de seguridad y guardias de seguridad permanentes están colocados en el patio de la mezquita para vigilancia 24/7.

 

La mezquita sufrió su mayor daño durante el fuego en 1660, un siglo después de su construcción. Es presumido que los azulejos colocados por el  nártex de afuera fueron terriblemente dañados.  Un siglo después, en el terremoto de 1766, el alminar se derrumbó y su domo se hundió. La mezquita pasó por otro proyecto de restauración y conservación en los 90as, pero irónicamente algunos paneles en la mezquita fueron robados durante la restauración también. El robo de azulejos es más visible en el nártex de fuera de la mezquita que mira hacia Bayezid.

 

La Mezquita Rustem Pasha continúa, hasta esta fecha, siento un sitio popular turístico. La mezquita está puesta en el área comercial más ocupada en Estambul como lo estuvo en tiempos antiguos. El deseo de mi corazón es que esta herencia colorida y refrescante Otomana permanezca intacta por muchos siglos por venir.

7688

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *